Cómo ser más productivo y sentirte mejor

Si eres de los que quiere ser más productivo, tienes una gran lista de pequeñas tareas pendientes o te crea ansiedad y malestar acumular pequeñas tareas. ¡Este artículo es para ti!

Cómo aumentar la productividad de forma sencilla y eficaz

Al final os dejo un vídeo que explica la herramienta que os ayudará a libraros de la acumulación de microtareas, es decir, cualquier tarea más corta de 2 minutos.

Pero antes quería haceros tomar consciencia del peligro real de ir acumulando microtareas.

La unión hace la fuerza.

Cuando empezamos a acumular microtareas, inofensivas por ellas solas, comienza a crearse una montaña de microtareas, que son una gran fuente de desmotivación, es decir, cuando te quieres dar cuenta tienes 5 o más microtareas acumuladas y si antes no te apetecía hacerlas, ahora comienzas a agobiarte sólo con pensar en ellas.

Comienzas a tener en la mente la lista de microtareas pendientes de forma recurrente. Esto causa:

  • Que no dejes de pensar en ello y malgastes energía mental en el proceso.
    • Esto favorece el malestar y la desconcentración.
  • Desgaste emocional al crear emociones negativas al respecto.
    • Culpabilidad, autocastigo, angustia, ansiedad, etc…
  • Al no parar de pensar en ellas no dejas de machacarte y vivenciar ese futuro “asqueroso” en el que las tendrás que hacer.
    • Te traes al presente el agobio del futuro y sientes en el presente lo mismo que en ese futuro y encima ¡sin que este pasando!
  • Que a veces, al pensar en que las haremos en el futuro, nos volvemos irresponsables y le estamos cediendo la responsabilidad del “yo presente” al “yo futuro”, delegando esa responsabilidad y amplificando el problema.
    • No sólo no las hemos hecho, sino que el yo futuro (que no existe) se va ocupar de ellas, lo cuál favorece un castigo a ti mismo en el futuro.
  • Que para recoger la energía necesaria para poder “afrontar” tremenda montaña de tareas pendientes, quieras hacer algo antes para que te “suba” la energía emocional, el ánimo.
    • Ejemplos de esto son: ver una serie, jugar un rato, divertirte de alguna forma etc…
    • Lo que suele suceder es que de forma inconsciente alargamos dicha tarea con la excusa de que luego haremos esas microtareas y al final no las hacemos.
    • Nos sentimos por lo tanto más culpables, volvemos a pasarle la pelota al “yo futuro” para sentirnos bien, nos castigamos en el presente y así nos sentimos mejor a corto plazo, pero en el futuro todo apunta a que repetiremos el circulo al día siguiente.

Como ves acumular microtareas favorece círculos viciosos, desconcentración, autocastigo e irresponsabilidad. Vamos, como veis ¡una fiesta!

Las soluciones que planteo para no acumular microtareas son:

  • Apuntalas en un papel, pósit o lo que quieras, al menos de esta forma no perderás energía y concentración teniendo una lista de tareas pendientes rondándote la cabeza. Aunque esto no es una solución, es un parche.
  • La solución ideal es implementar la siguiente herramienta como hábito: La regla de los dos minutos. Una gran forma de ser más productivo.

Si cumples con la regla de los dos minutos evitarás crear montañas de desmotivación e irás sintiendo mejor ya que generas hormonas “positivas” cada vez que vas realizando estos pequeños logros (no olvides celebrarlo). Además, ese “chute” de energía y la sensación de libertad que se genera, te permiten ganar inercia para hacer otras tareas. De esta forma completar esas microtareas te da energía y animos para continuar con el resto de las tareas importantes.

Un abrazo ¡espero que te sea de utilidad!

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Dejar un comentario