Rafael Vadillo

En todos mis años como jugador de Póker profesional he aprendido y he visto muchas cosas. He aprendido a través de mis errores y he aprendido gracias a la ayuda de otros jugadores. He visto jugadores brillantes acabar siendo ganadores marginales y he visto gente mucho menos brillante llegar a ser ganadores en los límites más altos. ¿De qué te sirve razonar una mano a la perfección si cuando estés jugando una sesión y recibes varios bad beats tiras por la borda varias sesiones? Muchas veces los jugadores le quitan importancia al trabajo psicológico, y justamente, desde mi experiencia de años como jugador profesional, es una de las partes más importantes a trabajar por no decir la más importante. Muchos jugadores subestiman la importancia de trabajar el aspecto psicológico cuando saben que sufren tilt, desconcentración, motivación o una mala indebida rutina de trabajo Creo firmemente que estos factores son los que pueden hacer que tu winrate potencial se desplome o que se acerque al máximo a tu winrate potencial (el winrate que podríamos tener con nuestros conocimientos técnicos en nuestro A game) y esta diferencia puede ser mucho más grande de lo que podemos imaginar Por otro lado he recibido coach de muchos de los mejores jugadores de este país al igual que lo he recibido de Lithany. Todos me han ayudado a mejorar mi juego, pero siempre guardas distintas opiniones o sensaciones. Recuerdo a la perfección que Lithany sabía transmitir a la perfección sus conocimientos y tenía una enorme habilidad para la docencia. De sus coachs he aprendido a ser más rutinario en cuanto a ser más profesional a la hora de en de enfocar el póker como profesión. He aprendido todas las pautas adecuadas y el enfoque correcto a la hora de jugar día tras día. He reducido de una forma muy considerable mi tilt en las mesas de manera que entre mi experiencia y su ayuda es prácticamente inexistente. He ganando confianza y motivación cuando estaba en uno de los momentos en los que peor lo he pasado con el póker y he aprendido a apartar mi vida profesional de mi vida personal (algo que cuesta mucho a miles de jugadores). El juego está en constante evolución y lo que se hacía antes ahora sería un error. Lo que hace unos años serían x bbs más, ahora no lo son. Sin embargo. lo único claro es que el aprender a trabajar, a llevar una buena rutina y hábitos (alimentación, deporte, ejercicios de concentración...), ganar motivación y confianza, aprender a controlar el tilt y un largo etcétera, son cosas que solo van a traerte consecuencias muy valiosas aunque el juego se desarrolle de otra forma. Es la mejor inversión a largo plazo que se puede realizar si tienes problemas en tu juego mental y quieres tener éxito en tu carrera como jugador de póker, y es por esto por lo que lo considero tan valioso.

Rafael Vadillo Mayo 1, 2016

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+

Dejar un comentario